martes, 12 de julio de 2011

GOLONDRINA DAURICA ( Hirundo daurica) OTRA ALFARERA









ALFAREROS DE LA NATURALEZA

Hay algunos insectos y también aves, que utilizan el barro para confeccionar sus nidos.
Insectos como ciertas termitas; avispas como la terrera o la alfarera; y en el grupo de las aves: el avión común y el avión roquero; y en las golondrinas: la común y la dáurica.



















La avispa terrera (Espelicrón) construye sus nidos en interiores de cuevas o construcciones, en los que introducirá sus presas, especialmente arañas, de las que se alimentarán sus larvas.








Este nido en forma de jarra, pertenece a la avispa umenes.










Era todavía un muchacho, cuando veraneando en Víllora, un pueblecito de Cuenca situado cerca del río Cabriel, descubrí un extraño nido de barro en la parte más alta del techo del arco de un puente.

Nido de golondrina dáurica.


Me parecía de golondrinas, pero tenía un cuello que le daba un aspecto muy original, y por más que pregunté a los aldeanos, no pude averiguar quien pudo ser su genial constructor.

--Serán golondrinas – Me dijeron
Pero esa respuesta tan simple, no era suficiente para mí. Estaba harto de ver los nidos dentro y fuera de las casas; ninguna golondrina los construía de esa forma.
Pasó largo tiempo y no volví a ver una acumulación de barro con semejante forma.


Muchos años después, mi afición por la fotografía de naturaleza, provocó que cayera en mis manos una guía sobre aves que me dio la respuesta; era la Golondrina dáurica (Hirundo dáurica), muy parecida a la común, pero con sutiles diferencias.

Nuestra golondrina, menos abundante que la común, tiene escasa relación con el hombre, diríamos que es la salvaje, de la misma forma que también lo es el avión roquero del avión común.
Habita en los países de clima templado del sur de Europa y Asia, desde la península ibérica en el oeste hasta las islas de Japón por el este.
Hay dos áreas de residentes: uno en la India y otro en África del sur, donde se les unirán las migradoras en invierno.
Como las comunes, son también migradoras y vienen a nuestras tierras desde África, para instalarse, preferentemente, por el sur de Europa
Sus alas en punta le facilitan esos impresionantes viajes de miles de kilómetros, como tienen por costumbre todas las pertenecientes a la familia de las Hirundinidae.
Instala los nidos , con preferencia, debajo de los puentes, pero también se las puede encontrar en alguna cueva o ruina.
Cambia la forma de taza de la común por la de una cámara cóncava pegada al techo y se comunica con el exterior por un tubo, quedando un nido muy peculiar en forma de botella, confeccionado con bolitas de barro y saliva, en perfecto orden.
Son solitarias y por ello no es fácil ver más de un nido junto, como suelen agruparse, en algunos casos, la golondrina común.



El dorso azul oscuro y las plumas largas a los extremos de la cola ahorquillada la diferencian también de los aviones.
El color de la nuca y el dorso son rojizos; obispillo blanco; cuello, pecho y vientre con tono tostado.
El empleo generalizado de plaguicidas para combatir los insectos, ponen en peligro estas aves que limpian nuestros cielos de forma gratuita.
Respetémoslas, disfrutarlas y que no desaparezcan.

¿La conocías?

(Fotos del autor)

Manolo Ambou Terradez

7 comentarios:

  1. Como siempre Manolo, estupendo articulo y magnificas fotos.

    ResponderEliminar
  2. Buen trabajo Manolo. Es bueno conservar aquella curiosidad e inquietud de muchacho.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  3. Por fin hoy he podido disfrutar de tu blog, como caminar por la montaña, perfecto para cuando tengamos ocasión de volver a encontrarnos. Las pinturas rupestres y el de la golondrina. Espero que en la próxima visita a mi hermano en Valencia podamos disfrutar de tus videos. Saludos desde Gijon. Gloria

    ResponderEliminar
  4. Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Alfredo: Se ha eliminado por error. Lo siento.
      Que suerte tienes de poder ver esta especie nada abundante. Disfrútalo.

      Eliminar
    2. Gracias Manolo pues a ti ya sé el nido que tengo en el porche de mi nueva casa de campo

      Eliminar