lunes, 2 de abril de 2012

DAPHNIA





              








OTRO "MONSTRUO" DE LOS CHARCOS



   Y como veis  ¡SEGUIMOS EN LAS CHARCAS!
    Efectivamente. Mi compañero Rafael Casaña nos da la alarma de un nuevo espécimen capturado en un charco, en medio de un camino, con solo tres dedos de agua en lo más profundo.
   Subo a las tierras altas de Alcublas, acompañado por Salvador Viadel y J. Luis Sanmiguel, compañeros de fatigas. Vamos a tener otro nuevo encuentro con la fauna, a menudo desapercibida, en uno de esos charcos tan geniales de la Serranía.
  Sabemos que es muy pequeño, de solo unos milímetros y por ello tomamos las vasijas, acuarios, coladores, cucharitas y el imprescindible equipo fotográfico para macrofotografía. Una buena mesa y mucha ilusión, pues se adivinaba la dificultad de nuestra empresa.
   El charco estaba en medio del camino forestal, dentro de un pinar sin casi luz POR DONDE  seguían circulando los vehículos. Días antes se había helado su superficie.
  Pasamos el colador y pronto aparecieron unos diminutos seres que no paraban de moverse. Rápidamente los introducimos en nuestras vasijas con agua limpia de lluvia y contemplamos atónitos aquello especímenes, que parecían delicadísimos y se unían a los ya estudiados: Triops cancriformis , Branchipus schaefferi y la Isaura mayeti, con similares sistemas de supervivencia, pero no tanto como ésta, ya que nos encontrábamos en el más puro Enero.
   Nuestro trabajo no era sencillo, ya que solo tenían, las más grandes, 4 mm. y por supuesto, no estaban en ningún momento quietas.
   Se trataba de realizar decenas o cientos de fotografías y esperar que en alguna de ellas hubiéramos podido pillar al bichejo dentro del campo de enfoque de nuestros objetivos. Aquello se convirtió en una auténtica batalla.
   Regresamos a casa para ver el resultado en el ordenador y ahora nos quedaba informarnos sobre esta especie de los charcos, nueva para nosotros, claro.
  Se trataba de Daphnias, otro crustáceo planctónico que se le conoce como pulga de agua o lías de agua y pertenece al orden Cladocera.
  Su alimento especialmente de fitoplancton pero también de materia orgánica, protistas y bacterias. ¡Ahora me lo explico!
  Capturan el alimento al mover las patas delanteras creando un flujo hacia el sistema digestivo.
   Las antenas sirven para desplazarse a saltos, por ello lo de pulgas de agua.
  Su reproducen por partenogénesis es una forma basada en el desarrollo de células sexuales femeninas no fecundadas; vamos, que no necesitan macho. Podríamos llamarla como asexual o también sexual mono gamética, ya que interviene para ello una célula sexual, gameto o huevo. ¡Uf…uf! Lo dejo.

Su trasparencia nos permite ver sus órganos internos.
También podemos apreciar esos parásitos adheridos al caparazón
son protozoos, organismos unicelulares llamados Vorticelas.
  Pero esto es muy interesante.  Los huevos están protegidos con una capa rica en queratina que los protege de la luz ultravioleta, las sequías, los parásitos y las ingestiones por otros seres, que más tarde defecarán y de esta forma esperarán las condiciones favorables para su eclosión. ¡Tela!
  Como veis, entramos en una forma de vida un tanto extraña, que justifica su capacidad de supervivencia en tan limitadas condiciones.

   Ya sabemos algo más; yo por lo menos.


Manolo Ambou Terradez


6 comentarios:

  1. Una vez más, os habéis superado!!

    ResponderEliminar
  2. Os mereceis el premio gordo a la paciencia.

    ResponderEliminar
  3. Manolo, siempre me alegra ver tus trabajos, siempre en actividad con lo bueno que es eso, un abrazo.

    ResponderEliminar
  4. Manolo, te agradezco que me sigas mandando tus interesantes artículos, un abrazo.

    ResponderEliminar
  5. Encantador cómo la vida es siempre maravillosa, no importa su tamaño.
    Carmen

    ResponderEliminar
  6. Deberían de darte un reconocimiento oficial porque creo sinceramente que tu por labor, te lo mereces. Un abrazo muy fuerte.

    ResponderEliminar